El cónyuge incrédulo y familias de un solo padre Bolsillo

SKU
9789588867489
$4.99
El cónyuge incrédulo “Es muy difícil estar casada con un esposo no creyente. Soy muy infeliz. Sé que Dios me perdonará si me divorcio. ¿No quiere Dios mi felicidad? ¿No sería mejor para mí tener un matrimonio cristiano donde pudiera servirle mejor?”. Muchas mujeres argumentan un divorcio con esas palabras. Familias de un solo padre “Soy padre solo y me gustaría tener más tiempo para criar a mi hijo en vez de dejarlo con otros. ¿Debo cambiar de trabajo para pasar más tiempo con él? ¿Qué debo hacer?”. Cuando alguien me hace ese tipo de preguntas, les digo que su principal llamamiento en la vida es criar a su hijo. Para ser el padre que Dios quiere, usted debe participar en las distintas etapas de la vida de su hijo. Dios honrará su decisión de dejar de ganar algo de dinero para dar más tiempo a su hijo. Revise los anuncios del periódico, diríjase a una agencia de empleos y comparta con otros su deseo de trabajar en casa o en un empleo de medio tiempo. Acepte lo que Dios mande a su vida.